fbpx
Los 5 lenguajes del amor test

Los 5 lenguajes del amor

¿Conoces los 5 lenguajes del amor descritos por Gary Chapman?

Como introducción a los 5 lenguajes del amor, te voy a contar una historia que comparten en una de sus charlas Nicky y Sila Lee, creadores de «The Marriage Course«:

Sila heredó varias cajas de libros. En casa no había mucho espacio, además Nicky creía que Sila, de todos modos, no iba a leerlos. Al mismo tiempo, los libros representaban un valor sentimental para Sila. Juntos decidieron crear un lugar para colocar los nuevos libros y compraron una nueva estantería en IKEA. Nicky, a quien le gusta la carpintería y el bricolaje, se ocupó de montarla. En principio no iba a tardar mucho tiempo, pero… al final, dedicó toda la tarde al montaje y terminó por la noche. Nicky estaba muy satisfecho con su trabajo y contento por haber hecho algo por Sila. Sin embargo, su esposa al entrar a la habitación no dijo nada alentador y no comentó su trabajo. Y no es que no estuviera agradecida. Sila estaba decepcionada porque Nicky había pasado toda la tarde encerrado en la habitación y ni siquiera cenaron juntos. Nicky, en cambio, estaba decepcionado porque no había recibido ninguna palabra de aprecio. Los dos acabaron frustrados y con algo de resentimiento.

¿Qué ha pasado?

Los dos hablan lenguajes del amor distintos. Para sentirse querido, Nicky necesita palabras de aprecio y actos de servicio. Por tanto, estaba convencido de que montando la estantería (un acto de servicio) estaba mostrándole amor a Sila. En cambio, para Sila es muy importante compartir tiempo de calidad en pareja. Así que, incluso con la estantería montada, al final del día no se sentía más querida.

A veces, a pesar de nuestras mejores intenciones, podemos sentir frustración y no sentirnos queridos, o no tanto como nos gustaría.

Gary Chapman es consejero matrimonial. Después de más de 20 años de consultas se preguntaba: ¿Cuándo alguien viene a mi despacho y dice que no se siente querido, qué necesita? Chapman se dio cuenta de que las respuestas podían ser categorizadas en 5 grupos: palabras de afirmación, tiempo de calidad, regalos, actos de servicio y contacto físico. Fue lo que más tarde llamó los cinco lenguajes del amor. Su libro lleva el mismo título y es un bestseller intenacional (¡recomiendo mucho su lectura!).

Los 5 lenguajes del amor por Gary Chapman

Chapman afirma que hablar el lenguaje del amor de nuestra pareja, es decir, transmirle amor de la manera que ella o él más necesita, es el secreto del amor duradero.

La clave está en sentirse amado, no solo saberlo. Sentirse amado es la necesidad emocional más importante y común para todos los seres humanos. Sin embargo, la manera de satisfacerla es distinta para distintas personas.

Chapman usa la metáfora del tanque de amor. Cada persona tiene un tanque que necesita ser rellenado una y otra vez. Para que una relación funcione, los tanques de amor de las dos personas tienen que estar a un nivel óptimo.

Tanque del amor los 5 lenguajes del amor

Amar significa expresar amor de la manera que el otro entiende mejor. A menudo esta manera puede ser distinta de la que preferimos nosotros. A veces aprender el lenguaje del otro puede ser difícil porque naturalmente tendemos a expresar amor de la manera que nos gusta a nosotros. Asumimos que lo que nosotros percibimos como signos de amor, es percibido de la misma manera por otros. Sin embargo, no es algo universal.

A diferentes personas les gusta recibir amor de diferentes maneras.

Al principio aprender a hablar el lenguaje de nuestra pareja puede costar un poco de esfuerzo intencional, pero con la práctica debería ser más sencillo, como ocurre con otras cosas. Por ejemplo, una persona que no suele mostrar mucho afecto físicamente, puede sentirse incómoda cogiendo la mano o abrazando a su pareja delante de sus amigos. Pero si ese es el lenguaje principal de su pareja, ¡el esfuerzo merece la pena! No hay otra cosa mejor en pareja que tener los tanques de amor llenos.

¿Cómo comunicar nuestro amor? – Los 5 lenguajes del amor.

Palabras de Afirmación

Las palabras tienen un poder increíble de crear cercanía o de distanciarnos. A veces puede parecernos obvio que apreciamos o agradecemos lo que hace el otro. Finalmente, al darlo por sentado, no las expresamos. Parece que guardamos aprecio y admiración en una caja de palabras no dichas…

palabras de afirmacion

Palabras de afirmación: los cinco leguajes del amor

→ Te quiero, incluso cuando algo no te sale.
→ Por no lograr algo no te quiero menos.
→ Eres importante para mí.
→ Me encanta despertarme contigo.
→ Me encanta tu paciencia y perseverancia.
→ Me gusta tu sonrisa.
→ Me siento querida.
→ Te valoro.
→ Me alegran tus logros.
→ Estoy orgullosa de tu progreso.
→ Admiro tu manera de dirigirte a los niños.
→ Aprecio tu dedicación.
→ Aprecio tus esfuerzos cuando ya estás cansada y aún así sacas una sonrisa y juegas con los peques.
→ Aprecio que te ocupes del coche.
→ Reconozco lo duro que trabajas.
→ Reconozco tus esfuerzos de mantener la casa limpia.
→ Veo lo cansado que estás a veces.
→ Estoy aquí para apoyarte.
→ Puedes contar conmigo.
→ Gracias por limpiar, gracias por levantarte antes para preparar a los niños, gracias por cocinar, gracias por tirar la basura, gracias por apoyarme, GRACIAS.

Creo que a veces no nos damos cuenta del poder que tienen las palabras. En momentos de molestia, por ejemplo, las palabras son cruciales. Pueden aumentar la tensión o disminuirla.

A veces intentamos racionalizar con nuestra pareja. Intentamos convencerla de que no debería estar molesta o justificamos nuestro comportamiento explicando nuestros motivos. Sin embargo, los asuntos que parecen ser las causas de molestia, como la basura no tirada, a menudo son solo síntomas. Son alarmas que suenan cuando no nos sentimos como nos gustaría. Aparte de resolver el asunto práctico como la tarea no hecha, es probable que tu pareja esté deseando:

– que reconozcas sus esfuerzos

– que aprecies lo que hace

– que le asegures de que es importante para ti

¡¡Quiere sentirse apoyada, escuchado, comprendida, seguro de tu amor, atractiva para ti, admirado, apreciada, importante!! 

Necesidades emocionales

Necesidades emocionales: Los 5 lenguajes del amor

Por tanto, asegurar a la pareja que es importante para nosotros, que la valoramos, vemos y reconocemos sus esfuerzos y que la queremos, puede ser mucho más eficaz para satisfacer sus necesidades emocionales que seguir hablando de la basura. Primero las necesidades emocionales, luego cosas prácticas, como quién y cuándo la tira.

Todos queremos sentirnos queridos, valorados, reconocidos, apreciados, importantes. Al final, ¿podría sentirme amada sin sentirme importante y apreciada? Recuerda, sentirnos amados es sentirnos apreciados, valorados, importanes, reconocidos. Y las palabras pueden ayudar a satisfacer estas necesidades. Acuérdate de ellas, especialmente en momentos de tensión. 

Expresa aprecio, agradecimiento, apoyo, admiración o afecto. Puedes inspirarte con las frases  disponibles en la página https://agacosta.com/recursos-gratis (Reto Amar y Ser Amado). 

Actos de Servicio

El matrimonio es una realidad en la que una actitud servicial se vive, o más bien se practica, cada día. Para muchas personas un acto dice más que mil palabras. No hace falta mucho, solamente estar atentos y dispuestos, el día a día presenta muchas oportunidades para servir al otro. 

 ¿Qué puedo hacer hoy por ti?

 ¿Cómo puedo facilitarte esta tarea?

 ¿Qué puedo hacer para que tu día sea mejor?

¡Que bonita sería la relación si esas preguntas formaran parte de nuestra rutina diaria!

Amor implica acción. 

Ofrécele a tu pareja ayuda con alguna tarea, sé atento y dispuesto a servir. Siempre desde la libertad, no desde la obligación. 

Regalos

Lo que muestra un detalle es “he pensado en ti”. No tiene que ser nada caro para tener un valor emocional. 

¿Os hacéis regalos todavía? Para mí, un regalo es un recordatorio: sigo queriéndote. Y este recordatorio lo necesitamos más a menudo que solo en ocasiones especiales. ¡Por eso quiero animarte!

Para muchos de nosotros los pequeños regalos o actos románticos era algo natural que, además, nos causaba mucha ilusión en la etapa de noviazgo.

¿Tal vez podamos recuperar un poco esa ilusión, hacer algo puramente con la intención de que el otro lo disfrute, puramente por complacerlo, sorprenderlo y alegrarlo? 🙂

Tal vez te inspiren algunas de mis ideas de regalos – recordatorios:

 Dedicarle una canción.
 Apuntar 5 cosas que aprecias en tu pareja, cada una en un papel separado. Esconder las 5 notas en 5 lugares diferentes (en su lado de la cama, en su mesita de noche, en su armario…) para que las vaya descubriendo.
 Crear una presentación con fotos comunes y una música animada.
 Cortar una fruta o verdura en forma de corazón.
 Escribir un mensaje bonito en el espejo del baño (¿pero lo van a ver los niños? ¡Mejor! Que vean que en casa hay amor 😉 )
 Contar los días que lleváis juntos y comprar velas con ese número (en internet hay contadores de días). ¿Por qué celebrar 5 años juntos y no 1826 días?
 Escribir una carta expresando aprecio y admiración.
 Poner varitas de incienso antes de dormir y una música relajante.
 Hacer alguna tarea por él/ella.
 Imprimir una foto, escribir un mensaje en el otro lado y cortarla como si fuera un puzzle.
 Crear una lista de agradecimiento. Todos tenemos la necesidad de sentirnos reconocidos, apreciados y valorados. «Gracias por…» es una frase potente.

¡Ojo! Cómo presentamos el regalito también importa. A veces las palabras con las que vestimos nuestro pequeño acto de cariño son más importantes que el propio acto. «Yo lo hago» es distinto que «Descansa cariño, hoy yo hago x para que tú puedas tener un momento para ti».

Al final lo que importa es lo que expresa un regalo: HE PENSADO EN TI. Un té preparado con una notita puede ser un detalle significativo. Un simple mensaje convierte un té en un regalo y en un acto de amor.

Quiero también animarte a tener una conversación con tu pareja sobre qué tipo de regalos y detalles os gustan. 🙂

Muchas personas siguen regalando a su pareja algo que ellas mismas disfrutarían. Además, hasta están molestas cuando descubren que el otro no está tan entusiasmado por el regalo como ellas.

Regalar lo que a nosotros mismos nos gusta recibir es una tendencia muy común. Así que hoy te invito a explorar o volver a explorar con tu pareja vuestras preferencias:

 ¿Regalos prácticos o románticos?
 ¿Regalos materiales o experiencias?
 ¿Para disfrutar, para reír, para crecer, para usar en casa?
 ¿Pequeños detalles diarios (vuelvo a casa con su pastel favorito)?
 ¿Regalos para disfrutar/usar juntos?
 ¿Qué importancia tienen regalos y pequeños detalles para vosotros?

Ofrécele a tu pareja algún detalle, una nota escrita en su servilleta, una canción, sus dulces favoritos comprados a la vuelta a casa, café preparado antes de que se levante, su plato favorito… Todo puede ser un regalo si lo haces con esta intención. ¡Hazlo  conscientemente!

Contacto Físico

No siempre se trata de contacto sexual. Hay un abanico amplio de contacto físico: abrazos, caricias, besos, masajes, tacto erótico, sexo… De hecho, el sexo no ocurre solo en el dormitorio, el sexo ocurre a lo largo del día, empezando con caricias, sonrisas, abrazos y gestos afectuosos.

Expresar amor con contacto físico significa acariciar al otro cuando pasamos al lado y no pasar como si el otro fuera invisible, darle besos apasionados, coger su mano cuando estamos solos y cuando estamos con otras personas, darle un abrazo fuerte cuando está estresado…

El contacto físico tiene un poder enorme para aliviar el estrés y volver al balance emocional. A veces, en momentos de molestia intentamos racionalizar con nuestra pareja. Ya hablé de la importancia de las palabras de afirmación que, precisamente, sirven para reafirmar que nuestra pareja es importante para nosotros, que sí la valoramos y reconocemos sus esfuerzos, que sí queremos tener sus necesidades en cuenta… Combinar las palabras de afirmación (o, en este caso, de reafirmacióon) con el contacto físico que expresa afecto, por ejemplo con un abrazo fuerte, es una mezcla muy poderosa para aliviar el estrés.

Ofrécele a tu pareja una caricia, un abrazo fuerte, un masaje, un beso, coge su mano por un momento, hazle cosquillas…

Tiempo de Calidad

Tiempo de calidad es, en mi opinión, el lenguaje más importante que debe dominar una pareja para que su relación funcione. Muchas parejas pasan horas juntas, pero no tantas consiguen conectar o reconectar durante el tiempo que comparten.

Tiempo de Calidad en Pareja

He hablado especificamente de tiempo de calidad en pareja en una de las entradas/grabaciones anteriores, así que te animo a explorarla, si te la perdiste: Los dos tipos de tiempo de calidad.

No asumas que a tu pareja le gusta el mismo tipo de tiempo de calidad que a ti. A veces puede ocurrir que pasamos todo el día con la pareja, incluso compartiendo actividades, viajes, deporte, aventuras… Pero, aún así, no nos sentimos llenos emocionalmente, no nos sentimos conectados. Al final, es lo importante, sentirnos conectados emocionalmente. A mí me ha pasado muchas veces. El tiempo de calidad tiene muchas caras, descubre el más significativo para tu pareja y para ti.

Puede ser que una vuelta por el barrio te resulte aburrida, sin embargo, para tu pareja podría ser un plan estupendo para estar juntos. Puede ser que tú disfrutes de jugar a las cartas juntos. No obstante, tu pareja puede pasarlo bien y, todavía así, no sentirse llena porque no habéis hablado.

Ofrécele a tu pareja lo más valioso que tienes: tu tiempo. Ofrécele un rato con tu plena atención puesta en él/ella. Tiempo de calidad puede ser tiempo de mirarse atentamente, escucharse, divertirse juntos, compartir alguna tarea, estar en silencio o conversando. Hay solo una regla: estar presentes física y mentalmente, sin pensar en otras cosas. Pueden ser solo 5 minutos, mientras sea un buen tiempo, no el tiempo que te sobra.  

¿Por qué debo hablar el lenguaje de amor de mi pareja?

Cuando hablo de las necesidades emocionales, muchas personas me preguntan: ¿Y si a mi pareja no le interesan mis necesidades? Y yo pregunto: ¿tu pareja te quiere? Entonces sí le interesa escuchar sobre tus necesidades. Si tú eres importante para tu pareja, tu bienestar es importante para ella (o él). Si nos queremos, damos importancia a nuestras necesidades emocionales. Mi pareja me quiere, por tanto, soy importante para mi pareja, por tanto, mis necesidades y mi bienestar son importantes para ella. Y viceversa, si mi pareja me importa, entonces sus necesidades emocionales me importan.

Hay que asumir que en una pareja damos la misma importancia a las necesidades del otro que a las mías propias. Si a mí me interesara solo mi bienestar y mis necesidades, ¿estaríamos hablando de una pareja, de un ecosistema de dos personas o solo de una persona que intenta recibir, pero no dar?

Otra pregunta típica que oigo es esta: ¿Y no debería ser algo natural, algo no forzado?

Tenemos que aprender a hablarle a nuestra pareja en el lenguaje que ella mejor entiende. A veces puede parecer complicado. Tendemos a pensar que el amor debería ser algo natural, que viene sin esfuerzo y que los gestos de amor deberían salir de nosotros porque así lo sentimos, porque así nos nace. Es más sencillo amar al otro de la manera que nos resulta más cómoda o que nos gusta a nosotros, en lugar de transmitirte amor de la manera que le gusta a él o ella. Pero vuelve mi pregunta: ¿es amar y querer su bien o solo es querer satisfacerme a mí misma?

Los actos intencionales valen y valen mucho. Un acto intencional no significa fingir. Significa que amas al otro e intentas amarlo bien. Aunque te sientas incómodo porque, por ejemplo, no sueles expresar tu aprecio o agradecimiento y te preocupa que suene como algo fingido o no natural. Si es honesto, ¡tiene valor! Además, con la práctica, te resultará cada vez más familiar.

Piensa, cuando buscas un regalo para el cumple de tu pareja o de tu hijo, intentas encontrar algo que él o ella disfrute, ¿verdad? Aunque sea algo que a ti no te parece especialmente interesante, el foco está puesto en alegrar al otro. Pues, debemos despertar la misma intención con otras cosas, aunque no resulten familiares. Merece la pena aprender a amar de la manera que alegra y llena al otro. Porque amar es tener en cuenta su bien.

Lista de Afecto

¿Qué tal si preparas una lista de afecto describiendo cuándo te sientes más querida o querido y preguntas a tu pareja por lo mismo?

Haz una lista con acciones y situaciones concretas que son más significativas para ti.

Y si quieres explorar más sobre los 5 lenguajes del amor y hacer otros ejercicios, abajo te dejo un enlace donde podrás solicitar un descargable gratuito a tu mail.

Y para el final, recuerda que es crucial conocer los dos lenguajes principales de tu pareja. No es que los demás no importen. ¿Te imaginas el matrimonio sin ayudarnos o sin contacto físico o sin expresar agradecimiento? Sin embargo, no todos tienen el mismo valor para cada persona. Es importante ordenar los 5 lenguajes del amor según la importancia y poner una especial atención a los 2 primeros.

No tienes que volverte políglota, pero, al menos, bilingüe. Tienes que hablar muy bien los 2 principales lenguajes del amor de tu pareja.

¡Un fuerte abrazo!

Aga

 

Lectura recomendada:

¿Por qué necesitamos un mínimo de 6 horas semanales de tiempo en pareja?

Tiempo de Calidad en Pareja

Lo más íntimo en pareja

¿Qué significa amar? – Mi definición del amor

 

 

 

 

smile Sígueme en: 

Comparte con otros en:
Share on Facebook
Facebook
TEST LOS 5 LENGUAJES DEL AMOR AGA COSTA

Si todavía no tienes claro cuál es tu lenguajes del amor principal o si quieres explorar más profundamente tus necesidades emocionales básicas, te invito a hacer el TEST.

Te ayudará a tener más clariadad, entender mejor a tu pareja y a ti misma/o.

https://mailchi.mp/ddc6eca82e9b/test-5-lenguajes-del-amor