fbpx
tele y bullying

¿Qué tiene que ver el tipo de programas que vemos en la tele con el bullying?

 

Es muy probable que en este tiempo de confinamiento por el Coronavirus pasemos más tiempo viendo la tele. Hoy quiero poner luz sobre una cuestión: el tipo de programas que vemos.

 

El año pasado ví en la tele algo que me chocó: una animación en la cual un político entra al despacho del presidente y se baja el pantalón. El comentarista inventó una historia y puso voz a las marionetas de los políticos creando un diálogo, (¡supuestamente!) gracioso. Han pasado muchos meses ya y yo sigo preguntándome ¡¿cómo en una cadena de televisión han podido emitir algo así?! Hasta hoy no me cabe en la cabeza que se pueda encender la tele y ver cosas tan, tan… ¡es que incluso me faltan palabras para expresarlo!

 

¡Reflexionemos!

Un vídeo de este estilo para mí ataca directamente la dignidad de las dos personas, especialmente de la que se baja el pantalon. ¿Divertido? ¿Gracioso? ¿Inocente?

 

Pero ¿QUÉ ENSEÑAMOS A LOS NIÑOS? ¿Qué mensaje les llega?

¡Que el bullying es gracioso! Les enseñamos que no es nada malo reírse de los demás. Que no es nada grave publicar contenido que deforme la imagen de una persona y que crear diálogos falsos es una forma de bromear. Que ridiculizar es gracioso. Es lo que les enseñamos: avergonzar a los demás.

 

¿Cómo entonces le puedo decir a mi hijo que no haga bullying? ¡Hipocresía! ¿Cómo puedo decir que el bullying es malo? Es malo solo si lo hacen los niños en el cole, pero no cuando lo hacen los adultos. Cuando lo hacen los padres es algo gracioso e inocente, ¿verdad?

 

¿Cómo podemos criticar y reírnos de otros y esperar que los niños no hagan bullying? ¿Cómo los niños no se van a reir de otros niños si los adultos se rien de otros adultos? En el caso de los niños se llama “bullying”, ¿en el caso de los adultos no hay nombre? Si un niño colgara o compartiera un videomontaje sobre su compañero con pantalones abajo, lo categorizaríamos como “humillante”, sin embargo, compartir este tipo de contenido en el caso de los adultos es normal.

 

¿Nos damos cuenta de que las personas de las que nos reímos en la tele para alguien son padres, parejas e hijos? **Para alguien son las personas más queridas y creo que si se tratara de nuestros propios hijos no nos reiríamos de este tipo de montajes. Pues, es lo que estamos haciendo, nos estamos riendo del hijo o hija de alguien.

 

Yo no he montado ese vídeo, yo solo lo estoy viendo – podríamos decir. ¿Y los niños en el cole que ven escenas de acoso y se callan? ¿O aplauden y se ríen? Son solo espectadores, pero ¿es la postura que queremos fomentar en la nueva generación?, ¿que pongan excusas, se desresponsabilicen, actúen como público y den un silencioso permiso para que el acoso siga?
Hay muchos programas cuya base es simplemente comentar y ridiculizar la vida de las personas públicas. Sus vestidos, sus caídas en la alfombra roja, sus fallos. Fíjate, por ejemplo, en el programa Zapeando. Pongo este ejemplo solamente para que vosotros mismos hagáis un análisis y reflexionéis. Para mí es un programa donde el acoso es divertido (comprobad vosotros mismos, es solo mi perspectiva). Nuestros niños aprenden a comentar sobre cómo otros se visten, peinan, comportan y a reírse de sus errores. La principal tarea del programa parece ser criticar y ridiculizar la actuación de otras personas. Y luego nosotros, los adultos, seguimos añadiendo más comentarios negativos, más críticas, más bromas. ¿Pero qué se puso esta cantante? Parece un saco, no un vestido. ¡Horrible peinado! ¡No se ha visto en el espejo hoy! Etc., etc., etc. Y nuestros hijos nos escuchan.

¿Cómo podemos decir a los niños que no se rían de sus compañeros si para nosotros es una actividad de ocio?

¿Qué programas vemos nosotros, los adultos, y qué comentarios hacemos?
Los niños ven, escuchan, observan…

Descarga mi Pequeña Guía de Valores en la sección de

Recursos GRATIS

BLOG

Artículos que pueden interesarte:

¿TE GUSTA EL CONTENIDO DE ESTE SITIO WEB?

SÚMATE AL GRUPO DE PAREJA SMART